En el entorno de desescalada del confinamiento que comenzará en breve, la moto se presenta como la mejor alternativa para la movilidad ya que su uso permite el distanciamiento social a la vez que contribuye a la a descongestión del tráfico urbano

Al igual que en otros países europeos, el Gobierno ha comenzado el proceso de desescalada que permitirá la apertura progresiva de comercios de diferentes sectores, un paso importante hacia una nueva realidad (que no “normalidad”), en el que la prevención ante un posible contagio debe ser la primera de nuestras prioridades.

«Es importante que la administración promueva el uso de la moto por las múltiples ventajas que ofrece a la sociedad y los ciudadanos»

En este factor no cabe duda que influirá mucho la forma en que nos desplazamos al trabajo, por lo que no estaría de más que desde las distintas administraciones se incentivase el uso de la moto, ya que es un medio de locomoción eficaz y eficiente, que al evitar el contacto interpersonal durante los trayectos nos ofrece a los ciudadanos mucha más seguridad a la hora de desplazarnos que el transporte público

Ventajas de las dos ruedas

Por sus características, evita el contacto interpersonal durante los trayectos, lo cual hace de la moto un medio de locomoción libre de contagios.

Al ser un vehículo de dimensiones reducidas contribuye a reducir los atascos y descongestionar el tráfico.

Gracias a su agilidad, reduce la duración de los trayectos entre un 50 y un 70%.

-Capacidad de carga. Es de uso múltiple, útil tanto para ir a trabajar como para hacer la compra.

-Bajas emisiones. No solo en emisiones contaminantes (NO2 y partículas) sino también en las que afectan al medio ambiente (CO2). En las últimas dos décadas los límites de emisiones de las motos se han reducido en un 92% en términos de CO y en un 95% en hidrocarburos y óxidos de nitrógeno. Las inversiones del sector en I+D+i permiten que las motos actuales sean sostenibles.

-Eficiencia energética. Los vehículos ligeros, por su reducido peso y dimensiones, minimizan el impacto global del transporte y reducen su huella ambiental.

La moto es un vehículo económico tanto de adquisición como de mantenimiento, lo cual ayuda a minimizar el gasto en transporte.

Share This